Tropo 137: Y bien

Desde que trabajo como docente no les hago ascos a los cursos más bajos, es decir, a los primeros y segundos un de ESO. Si bien son los cursos que cuesta más domar, hacia mitad de año, suelen ir sobre raíles y a la velocidad que te da la gana. Además, son los cursos donde la progresión de un alumno que se empeña se hace muy evidente y enseguida destaca. Me lo paso bien en general, pero reconozco que son los cursos más correosos, los cursos donde la vocación docente se fragua y donde, la verdad, tiene más sentido. Enseñar al que no sabe tiene en estos niveles, algo de espectáculo. Así que ya estoy preparado: este año no me han tocado ni primeros ni segundos de bachilleratos, sino zagalillos bimembres, con la cabeza allí y el cuerpo acá, de primero, segundo y tercero de ESO. Ya lo verás. Y bien. El lunes empiezo.