Descarte 0: Ne quid nimis

Escribe todos los días durante cuarenta o cincuenta minutos. Quince minutos a primera hora con el primer café, quince después de la siesta de catorce minutos que suele echarse todos los días menos los viernes, también con un café y veinte o veinticinco minutos más antes de irse a la cama. Durante ese último tramo del día ha observado que escribir le procura un sueño … Continúa leyendo Descarte 0: Ne quid nimis