La vanidad es el principio de la sabiduría

Artis initium dolor. Ratio initium erroris. Initium sapientiae vanitas. Mortis initium amor. Initium vitae libertas. Cuando Javier Herrero glosa este texto en Ganivet: Un iluminado[1], lo hace así: “La vanidad es el principio de la sabiduría (INITIUM SAPIENTIAE VANITAS) porque solo cuando comprendemos el carácter ilusorio de los bienes del mundo comienza la búsqueda delSigue leyendo “La vanidad es el principio de la sabiduría”