A un escritor le tiene que interesar todo

A un escritor le tiene que interesar todo. Desde cómo cagan los astronautas dentro de una nave espacial en estado de ingravidez, sin ensuciarse las nalgas, hasta los detalles de la vida de Dostoievski, o por qué el ginseng funciona como afrodiasíaco. Todo es necesario, es útil y apasionante. Un escritor debe tener una pequeña enciclopedia incrustada en el cerebro. Una enciclopedia conformada por todas … Continúa leyendo A un escritor le tiene que interesar todo

Tropo 179: El diario

Ayer por la noche empecé El gato encerrado, de Andrés Trapiello. Lo compré en la librería el 6 de agosto, imaginando que podría leerlo durante las vacaciones, pero la lista de libros que tenía en ese momento activa me lo impidió. Ahora, en octubre, cuando más ocupado estoy, me lo llevo a la cama. Bueno, en realidad me llevo dos, La suerte de Omensetter, de … Continúa leyendo Tropo 179: El diario

Tropo 77: El martes

Semana. El martes. Te levantas temprano para estar pronto en la biblioteca pública. Abrirla. Estás en Jaén, pero tú abres las anotaciones del cuaderno con un “buscar en la Biblioteca Nacional artículos de Jaime Salom”. En la hemeroteca, claro. Quieres comprobar en Salom lo que Ricardo F. Colmenero descubrió en Camba: “Pienso en Camba, en aquella frase acerca del periodismo, que más que una forma … Continúa leyendo Tropo 77: El martes

Tropo 72: El estilo no es nada

Lo que acabo de hacer: cerrar el portátil y sacar la máquina de escribir. El móvil está lueñe, que es una palabra que he aprendido hoy. Y lueñe quiere decir que está en la mesita de noche, cargándose. Tengo media hora para escribir este texto, versión definitiva incluida, antes de irme a correr con L y R por las faldas del castillo de Santa Catalina … Continúa leyendo Tropo 72: El estilo no es nada

Tropo 69: El truco es el yo

Yo recibí ayer un paquete con un libro de Julio Camba. Yo lo abrí. Yo empecé a contar los separadores que venían dentro y tuve que sentarme. ¡Y cien! (tropo). Yo terminé de contar hasta cien (tropo sobre tropo). Yo tuve tan grata experiencia de compra en la web de la editorial Pepitas de Calabaza que yo, desde hoy, compraré todos los libros de la … Continúa leyendo Tropo 69: El truco es el yo

Tropo 60: Los textículos

Empiezas la mañana abriendo la biblioteca del centro, como todas las mañanas de esta semana. Portas dos libros en la mochila: Literatura infiel, de Ricardo J. Colmenero y Persuasión. Fundamentos de retórica, de Kurt Spang. Uno para la distracción y el otro para un rato de estudio. La primera hora de la mañana obliga estudio, y después de abrir las cinco ventanas de la biblioteca, … Continúa leyendo Tropo 60: Los textículos

Tropo 30: Por eliminación

Iba a tuitearlo, pero me quedaba sin tropo para hoy. Así que aprovecho y no lo tuiteo, sino que lo escribo aquí, aunque para ser sincero, hoy me hubiese gustado escribir de las carcajadas que me arranca Literatura infiel de Ricardo F. Colmenero mientras vigilo exámenes de bachillerato ¡Que se copien! Me da igual. ¡Qué desternille! Iba a tuitearlo, decía, porque de manera casual he … Continúa leyendo Tropo 30: Por eliminación

Tropo 19: Nocaut

En la biblioteca, los viernes y hoy, en la hemeroteca de la biblioteca que visito los viernes por la tarde, hay lectores que leen con la cabeza torcida rascándose y arrancándose las fórfolas. Qué asco. Lo que quiero decir hoy, como decía Ricardo F. Colmenero en uno de sus artículos de Literatura infiel, lo podría decir en una sola frase, pero hoy quiero extenderme. Y … Continúa leyendo Tropo 19: Nocaut

Tropo 13: Ricardo F. Colmenero y nos

Llegué a él sin querer, como sucede siempre. Llegué a él, y la ciencia puede demostrarlo, por Alberto Olmos. Alberto Olmos, el Raudo, despierta en ocasiones mis ganas para leer a chicas primero, y a chicos después; sacando factor común: gente interesante que, además de escribir, saben escribir. Ahora recuerdo, por ejemplo, cómo leí Purga de Sofi Oksanen por su culpa o cómo he empezado … Continúa leyendo Tropo 13: Ricardo F. Colmenero y nos