Soporto tropos 1. Sumario

Sumario NÚMERO 1

juan ramón jiménez, LA MANO CONTRA LA LUZ.– tropacio rulfo, RELATO TELEVISIVO.– CRIMEN DE UN CURANDERO.– javier avilés, EL ARTE DEL PUZLE, DE JOSÉ Mª PÉREZ ÁLVAREZ.– c.vázquez ambros, LO QUE DEBERÍA HACER LA PRENSA DIARIA.– yoshida kenko, OCURRENCIAS DE UN OCIOSO.– fernando fedriani, MI CROMOSOMA 32 TIENE UN JOPO.– rafael sarmentero, CRÓNICAS URBANAS (2): TURISMO SEXUAL. SÍ, SÍ; AJÁ.– césar gonzález-ruano, RESERVAS MENTALES.– blumm, 8.38, DE LUIS RODRÍGUEZ.– filippo tommaso marinetti, CANCIÓN DEL AUTOMÓVIL.– PRIMERA ENCUESTA: DE LA LITERATURA Y LOS ESCRITORES, ¿AL SERVICIO DE LA PROPAGANDA POLÍTICA?.– tropacio rulfo, SOBRE LA INSOPORTABLE LEVEDAD DEL SER, DE MILAN KUNDERA.– luis antonio ladra, CALLADA FRONDA.– juan ramón jiménez, TRES POEMAS INÉDITOS.– DIE READING: SOPORTO TROPOS RECOMIENDA.– LUZ AZUL: CATEDRAL DE NOTRE-DAME..-

La revista puede descargarse gratuitamente en Soporto tropos.

Cuando tienes algo que decir, el silencio es una mentira

Cuando tienes algo que decir, el silencio es una mentira y la tiranía se alimenta de mentiras

Jordan B. Peterson en 12 reglas para vivir. Un antídoto al caos
*Corrección. Detalle de la columna del tiempo del 6 de abril de 2019

Según muestro en la fotografía del registro que llevo en mi cuaderno (BuJo), ayer dediqué cinco horas y media a “Soporto tropos”, revista o fanzine, todavía no lo sé, que saldrá el 23 de abril de 2019. Y saldrá ese día con las páginas y los colaboradores que he conseguido reunir. Se cuentan con los dedos de ambas manos, antitropo donde los haya: siete valientes que me han ofrecido y cedido gratuitamente sus creaciones. Algunas, eso pretendo, darán que hablar.

Después de la jornada de ayer comprobé que sería fácil superar las 16 páginas con las que me propuse comenzar. Dieciséis es un número mágico para quien se dedica a la edición, y sobre todo al diseño editorial de revistas. Dieciséis es el número de páginas que contiene un pliego de papel y por ese motivo -aunque en un principio será una publicación digital- era conveniente armarla respetando ese número “áureo”, o su doble o triple o cuádruple. El término técnico que denomina este capricho es imposición de la publicación. Mientras maqueto y selecciono textos aprendo, claro que sí. No recuerdo que me enseñaran nada sobre la imposición de la publicación en el máster de edición que cursé hace diez años, pero no me harto de aprender conceptos nuevos. De hecho, he de confesar, siempre he disfrutado con los tejemanejes de la edición, incluido el diseño editorial.

Recogiendo ideas un sábado en una tarde de febrero de 2019

Me propuse dieciséis páginas como máximo, pero llevo veintiuna. No sobrepasaré las treinta y dos porque me gustaría imprimir algunos ejemplares de cada número; hasta solicité presupuesto para una cantidad de muestras con ese número de páginas y la verdad, no resultaba tan caro. Pero ahora es un simple deseo. No soy millonario. La realidad es otra. Por este motivo la revista surge en formato digital, aunque estará abierta a publicidad relacionada con el mundo de la edición y de la escritura. También a los mecenas y a los Médici, cómo no. He de confesar que me gustaría tirarla en papel y retribuir de alguna manera, vía paypal o con libros, a los escritores que colaboran en ella. Yo lo llamo ilusión y entre sus fines está retribuir a quien escribe en ella de alguna manera.

Me ilusiono con estos proyectitos, pero de qué si no iba a vivir el hombre sino de literatura y proyectitos: “El futuro es como el pasado, pero con una diferencia fundamental: el pasado es fijo mientras que el futuro…, el futuro podría ser mejor”.

Decía que no me gustaría sobrepasar ese número de páginas porque cada página demanda un tiempo de maquetación y a la revista solo le estoy dedicando algunas horas los sábados por la tarde. Para la tarea estoy utilizando lo que tengo en el ordenador “Laptop” Hp que utilizo: Microsoft Publisher. ¿Existe algo más austero y parco? No, no existe. Y empezando desde cero. Si bien es un programa que he utilizado para crearles algunas fichas y esquemas a mis alumnos, que después transformo a formato pdf, hasta ahora nunca lo había utilizado para maquetar. A ver qué os parece el resultado del 23 de abril. Se podrá descargar aquí: Soporto tropos.

Sigo contando y me voy. Indesign era caro. Veintitantos euros al mes. No obstante, en la Escuela de Arte donde estoy destinado este año, Indesign es el programa que me han recomendado si me decidiese ir a más. Me dicen que es mucho mejor que Ilustrator para lo que quiero. Tenía una idea distinta. Lo bueno de trabajar en una Escuela de Arte donde existe un ciclo de diseño gráfico y editorial es que he conseguido, gracias a mi compañera Lola, cuatro asombrosos manuales de diseño editorial. Alucinantes. Siempre me ha atraído el mundo del diseño editorial, pero ahora más. Es más, estoy pergeñando que después de mi estudio, lectura y paseo diario, podría dedicar algún tiempo a tal menester. Como actividad para desconectar de los ratos de estudio de la Lengua Castellana y la Literatura. Fascinante, de verdad. Creo que estos manuales me ayudarán a ser un buen artesano editorial.

Pues escrito el parte de cómo va el proyecto, me recluyo otro rato. He de corregir algunos exámenes y quiero transcribir, antes de que llegue la madrugada, un texto de… Para todos los que sé que esperáis este primer número, os comunico que todo avanza según lo planeado. La revista nacerá con carácter misceláneo. Y con ello quiero revelar que habrá tropos encarnados en narrativa, poesía, fragmentos de diario, epístolas, ensayo, crítica literaria, arte, ilustración y palíndromos.

Mientras todo corre, incluida la ilusión junto al tiempo, coloco la última fotografía (recortada) de la entrada, por si te apetece contarme, sugerirme, o incluso enviarme algún texto para las cinco o seis páginas inmaculadas del primer número de “Soporto tropos” que quedan:

¿Cómo lo ves? No te lo pierdas. El primer número aparecerá aquí. ¡Gratis!

No te pierdas las nuevas entradas y suscríbete vía correo electrónico o Twitter

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Al brillar un relámpago nacemos; y otro mojón en el camino

Surgen proyectos porque vas cumpliendo años. Te embarcas en ellos porque se presentan en color, en un color que, encima, te apasiona; no atiendes a razones ni porqués. Al principio imaginas y te crees como la lechera. Abres el blog y empiezas a contarlo, sin tener nada, solo ideas y ganas. Te enamoras con la tarea y dedicas un rato todos los sábados por la tarde. El principio siempre es sencillo. Ya está. Empiezas, avanzas, y surge el primer “Stop”: el para qué. Empiezan a sobrevolar los fantasmas de siempre: de la inutilidad de la empresa, de la pérdida de tiempo, del qué dirán los que nunca hablas con ellos, de la razón frente a la pasión, del madura, que tienes años ya, chaval, de todas esas razones cuyo fin es tomar tierra. Pero no pretendo hundir el “The New Yorker”, querida Razón.

Después de algunos sábados entretenido, la semilla ha empezado a germinar. Voy a guardar la regadera porque la voy a necesitar. Me he convencido. No hay prisa, ni ruta establecida para alcanzar, ahora, un difuso objetivo y finalidad: la remezcla de textos, mentalidades y puntos de vista en el planeta literatura, la pasión. Es un uno en mí. Por eso trataré de soportar los tropos que este juego de mezclas y cóctel literario me va ofrecer.

Confieso que no encuentro bloques de tiempo en la semana para dedicárselo a esta nueva ocupación, pero no importa. Como expliqué en “Notas de un relato de Coetzee titulado ‘El matadero de cristal’ contenido en el libro Siete cuentos morales, pero ha salido esto: un despropósito” , reconozco mi enfermedad. Es una pulsión interior la que me lleva a seleccionar, leer y releer numerosos textos buenos, chulos, originales, de hace ha o de ayer, que me llevan a un gozo estético, a un éxtasis y un placer que instintivamente comparto. Hay textos en los que los porqués y los cómos son un Velázquez, un Picasso, un Derain. Me reconozco expansivo y tiendo a compartir lo que considero excelente. Si bien siempre he mantenido un blog, como cuento en esa entrada que refiero más arriba, desde que tengo uso de razón siempre me ha atraído la idea de componer y editar algo, siendo algo deíctico de un libro, una revista, un fanzine, una hoja dominical.

Por eso escribo hoy esta entrada, para señalar con otro mojón mis intenciones. La cronología del proyecto queda detallada en la página “Soporto tropos”, pero realizo un copia y pega después de estos dos últimos párrafos. No sé cuándo verá la luz, aunque me gustaría que fuese el 23 de abril. Estoy yo y soy yo y mi circunstancia. Las ideas van encontrando cauce y los materiales que rescato y me llegan están encontrando páginas en la revista. Todo se va asentando. Todo marcha. Todo marcha muy lento, porque diseño y maqueto también, pero marcha, insisto. Significa que este blog, desde hoy, servirá de escaparate para promocionar el contenido de “Soporto tropos”. Y sí, algo de lo que publique en la revista se ofrecerá en alguna entrada.

Y porque la naturaleza de la publicación será miscelánea -a fecha de hoy el primer número ya contiene doce páginas– lo primero que he hecho ha sido crear un correo para seguir recibiendo ideas, propuestas, ánimos o “deja de perder el tiempo, Blumm”: soportotropos@outlook.com

CRONOLOGÍA DE UN PROYECTO

2 de febrero de 2019

Anuncio una intención: “Esta semana, además, mientras vigilaba los exámenes que he puesto en primero y en segundo de bachillerato, se me ha ocurrido proponer a un trío de blogueros que admiro editar una revista que integrase algunos artículos muy buenos de sus blogs. Y tirarla en papel, claro, que es lo que se vuelve a llevar porque qué quieres que te diga: no termino de acostumbrarme a leer revistas literarias y suplementos culturales en pdf”.

11 de marzo de 2019

El papel es muy caro y los bosques, digitales. Solicité ISSN y contestaron en el mismo día:

“Comentario: Estimado Sr. Munuera:

Le copio aquí el correo que le hemos enviado esta mañana en relación a su solicitud de ISSN pues nos ha devuelto el mensaje el servidor.
Saludos.

En el caso de publicaciones seriadas electrónicas es necesario que antes de solicitar ISSN figure ya disponible y con contenido el primer número de la publicación en la dirección electrónica que nos indican. Le agradecería que cuando así sea nos envíe de nuevo el formulario de solicitud.
Igualmente, deberán figurar los datos editoriales: lugar de edición y entidad editora. Según los datos del formulario podría ser: Editado en Jaén por Bernando Luis Munuera Montero

http://www.issn.org/es/comprender-el-issn/reglas-de-atribucion-y-formatos/principios-generales-del-issn/

Gracias de antemano por su colaboración, saludos cordiales

PatriciaMV
Centro Nacional Español del ISSN
Biblioteca Nacional de España
Paseo de Recoletos, 22, 28071 Madrid
Tlf. 91-5807728 / 843

23 de marzo de 2019

Invierto parte de la tarde en la búsqueda y selección de contenidos para el primer número. La naturaleza de la revista literaria será peculiar, extraña, miscelánea. Schopenhauer siempre lleva razón. Soporto tropos se hace con un correo para recibir piezas literarias, artículos, recomendaciones, reseñas, y fragmentos de tu diario: soportotropos@outlook.com

posibilidad número 3

ESTA PÁGINA SIGUE EN CONSTRUCCIÓN, PERO ALBERGARÁ, NO LO DUDES, EL PRIMER NÚMERO DE LA REVISTA. SÍ, LO SIENTO, EN PDF

Empleados en un descanso


No te pierdas las nuevas entradas y suscríbete vía correo electrónico o Twitter

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.