Recoger los subrayados del verano. Cómo exportar las notas de tu Kindle

Un Kindle no muerde. Un Kindle en la cama es dócil. Con un Kindle no necesitas lápiz ni marcapáginas, con un Kindle solo necesitas el dedo. Hoy es el último día de mis vacaciones y quiero ilustrar cómo recojo los subrayados y las notas de los libros leídos durante el verano. Qué es lo que suelo hacer cuando termino de leer un libro en Kindle. Si ya lo sabías y lo hacías, magnífico. Solo me importan las aplicaciones en las que puedo buscar dentro de los archivos que almaceno. Evernote incluso lo hace con las notas manuscritas y por eso archivo ahí cientos de pdf. Google Drive también. OneNote también. Es decir, la mayoría incorporan esta la función «buscar dentro de los archivos». Cuando termino un libro en Kindle exporto todas las notas vía correo electrónico. Es una función que poca gente conoce y hoy ilustro cómo exportar las notas y subrayados de tu Kindle. Abre el libro del que

read more Recoger los subrayados del verano. Cómo exportar las notas de tu Kindle

El 16 % de mi biblioteca es digital

Leer no sirve para nada, pero sigo haciéndolo, sigo comprando libros. Compro a otro ritmo y dedico menos presupuesto y el gasto que hago, lo optimizo. Si antes con cien euros te hacías con cinco o seis libros de papel, ahora con el mismo importe adquieres el triple en formato digital. Siempre he leído en ambos formatos pero la tendencia, inimaginablemente en mí, se ha desviado: tiendo a lo digital como el sol hacia el ocaso. Como usuario de librerías de viejo, está claro que el gasto en papel lo destinaré a ese tipo de libros y el gasto en digital a las «novedades». Repito, como el sol hacia el ocaso… Durante mis vacaciones me entretuve en vaciar mi biblioteca, expurgar alguna mierda —así lo escribí— y recolocar lo que ya alimentó mi seso (cómo me gusta la palabrita). De este modo contabilicé por primera vez en mi vida cuántos libros de papel tenía y resultó que mi biblioteca doméstica a

read more El 16 % de mi biblioteca es digital