La puntualidad es una pavada

A Juan Filloy no le gustaba glosar. Menos comentar y trabajar de escoliasta. La imaginación debía ser la gran puta paridora. Así no lo decía, pero me ayuda. Debía ser una matriz con una sola función, la de “proveer de argumentos”, la de crear y escribir, pero, sobre todo, y ahora lo subrayo, la deSigue leyendo “La puntualidad es una pavada”