Tropo 8: El pintamonos

No soy un cazador de monos, pero hay que estar dispuesto a reírse cuando te tocan la nariz. La oración anterior es un tropo y esta entrada es el tropo número ocho, con mala rima, eso sí. Los tropos se acumulan como las hojas en el suelo cuando otoña. De hecho, así dispuestos, resultan unaSigue leyendo “Tropo 8: El pintamonos”