Mosley: Escribir todos los días tres horas

Dice Walter Mosley en This Year You Write Your Novel que no hay tiempo para la inspiración si quieres escribir una novela antes de que pase un año. La única inspiración que conoce es la de sentarse durante tres horas de lunes a domingo y todas las semanas frente a su mesa de trabajo. Si quieres escribir solo tienes que dedicarte a escribir. No hay … Continúa leyendo Mosley: Escribir todos los días tres horas

Tropo 2: Lo primero que se te ocurre no vale

La querencia de borrar parte de lo que se hizo ayer: ese texto malo, esa frase inoportuna, ese juicio erróneo, ese ingenuo tuit. Querencia de borrar y deseo de reiniciar, qué digo reiniciar, moldear mejor el día que se fue, que es pasado y por ello, inamovible. Sentido común. O verdad. ¿Hay más verdad que escribir que es imposible modificar el pasado? Es verdad. Imposible … Continúa leyendo Tropo 2: Lo primero que se te ocurre no vale

De penalidades y de naderías [sic]

Desde aquel “Una región ocultamente furibunda” hasta este “Literatura de penalidades y de naderías” han pasado muchos años, casi diez. No sé qué va a ser de mí cuando Javier Marías me falte, se ausente algún sábado de madrugada, que es cuando aprovecha, no él, sino quien le mantiene el blog, para subir a su web su artículo semanal. Pero lo que le envidio a … Continúa leyendo De penalidades y de naderías [sic]

Descubriendo subjuntivos: si ellas no mintieran…

Como escribía ayer en un tuit, durante esta semana estuve entretenido con un texto de Javier Marías. Quise descubrirle los subjuntivos. El artículo fue publicado a esta hora hace una semana: “Ojo con la barra libre”. No había tantos subjuntivos, dos “hayas” y  poco más, uno al principio y otro casi al final. Era rasgo de subjetividad —no rotundo—, pero de eso se trataba, de … Continúa leyendo Descubriendo subjuntivos: si ellas no mintieran…

Los dormidos, y los muertos, no son sino como pinturas

«Ahora sé que la cita de Shakespeare procedía de Macbeth y que ese símil está en boca de su mujer, al poco de que Macbeth haya vuelto de asesinar al rey Duncan mientras dormía. Forma parte de los argumentos dispersos, o más bien frases sueltas, que Lady Macbeth va intercalando para quitarle hierro a lo que su marido ha hecho o acaba de hacer y … Continúa leyendo Los dormidos, y los muertos, no son sino como pinturas