Tropo 49: Las gordas

Día, domingo, te levantas y te preguntas qué libro terminaste el viernes en la biblioteca: Nosotros H, de Ignacio Ferrando. Recuerdas que te lo llevaste para hacerlo así: leer, leer, anotar el fragmento de la gorda, leer y leer. Las ocho y pico de la tarde cuando lo entregas, bueno, lo devuelves -aunque suene aSigue leyendo “Tropo 49: Las gordas”

Tropo 48: ¡Oh, hideputa, qué rejo tienen!

–¡Ta, ta! –dijo Sancho—. ¿Que la hija de Lorenzo Corchuelo es la señora Dulcinea del Toboso, llamada por otro nombre Aldonza Lorenzo? –Ésa es –dijo don Quijote—, y es la que merece ser señora de todo el universo. –Bien la conozco –dijo Sancho—, y sé decir que tira tan bien una barra como el másSigue leyendo “Tropo 48: ¡Oh, hideputa, qué rejo tienen!”

Tropo 45: Hierva la leche

“Te levantas a las siete para escribir la primera entrega de ‘Tiempo por venir’. Tienes que volver a coger el tono. La segunda persona. La frase corta. El ritmo martilleante. Al final de la mañana, el tono por fin regresa.” Miguel Ángel Hernández el 29 de abril en su Diario de escritura (II) “Tiempo porSigue leyendo “Tropo 45: Hierva la leche”