Se daban puñetazos en la frente

Dos Presenciar cómo la hoz siega el trigo sin poder hacer nada para impedirlo, ver barridas tanto las pequeñas congojas como las grandes mentiras sufridas a lo largo de los años, hacer frente con las manos desnudas a un futuro adverso, a una conclusión simplista y mezquina, a una fe definitiva, cruel y demoníaca. Eso es lo que sucede cuando gozas del más grande de … Continúa leyendo Se daban puñetazos en la frente