Pretenden ofenderte

Siempre que alguien te dice algo para ofenderte, tienes dos opciones. La primera, comportarte como si fueses una piedra, como decía el estoico. La segunda, recurrir a la autoburla: “¡Coño, ¿eso es lo peor que puedes decir de mí?! Bueno, en ese caso, se ve que no tienes ni puta idea de quién soy”. EstaSigue leyendo “Pretenden ofenderte”