Tropo 94: El cuaderno

Vas certificando que vives con cada cuaderno que acabas. Hoy no solo acaba julio de 2019, sino que terminas el cuaderno 20190501; o el “Peiper”, como nombré a este. 20190501, donde 2019 es el año, 05 es el mes en que lo empecé y 01 el día. Después le coloco una etiqueta en el lomo y el número de orden que le corresponde; y lo archivo no sin antes escanear el índice. Desde que descubrí el método Bullet Journal todos mis cuadernos tienen un índice. Es una de las aportaciones más útiles del método. Desde que utilizo el método Bullet Journal para mi organización personal, algo ha mejorado. O mucho, no lo sé. Solo puedo compararlo con lo mucho que trajinaba antes. Y el trajín, antes, era muy digital. Hoy sería incapaz de organizarme con una aplicación. La única que utilizo, y que replica las citas que llevo en el cuaderno es Google Calendar. Todo lo demás, y todo lo demás son notas, tareas, citas, ideas, apuntes, recuerdos, diario, registros, borradores, tropos, oraciones, vida interior, vida exterior, libros, desideratas, dibujos, gastos y colores se reúnen en el cuaderno. Y así es como se va certificando tu vida. Tiene algo aurático este registro escrito; es, dice Chejfec en Últimas noticias de la escritura, como si la escritura material permaneciera como lo inscrito en la realidad, como si ese manuscrito físico, en este caso ese conjunto de notas variopintas, fuese garantía de verdad, o de vida verdadera o de la autorreflexividad.

20181210 Bullet Journal 2: el índice

Si existe una razón por la que el método Bullet Journal está triunfando es porque es versátil y puede adaptarse al traje que trae tu trajín diario, tra, tra. Y me explico. Bullet Journal no es una aplicación de móvil, sino un método que desarrollas y adaptas a tu personalidad, circunstancias, trabajo y necesidades sirviéndote de un bolígrafo -el que te dé la gana- y un cuaderno. Estoy convencido de que Bullet Journal no hubiese llegado a lo que es si su creador, Ryder Carrol, no se hubiese apoyado en un índice. Sí, un índice, tal cual. Con el tiempo me he dado cuenta de que es un indicador de la salud del método en tu día a día. Bullet Journal sería impracticable sin índice. Es con lo primero que te topas cuando abres el Bullet Journal de cualquier bulletero (qué mal suena).

¿Por qué un índice?

Orden. Ten en cuenta que uno de los principios de Bullet Journal es que no puedes reservar páginas para tal o cual asunto, sino que vas escribiendo conforme aparecen las páginas en blanco de tu cuaderno. Por ese motivo necesitas indexar el contenido al iniciar cada cuaderno.

Por otro lado facilitas la búsqueda. Si quiero saber en qué páginas están las anotaciones que realicé del libro de Andrés Barba Versiones de Teresa, mira:

Como podéis comprobar primero señalo el contenido de lo que existe en la página y después el número de la página. Lo hago por ese motivo porque es la manera que tengo para ir añadiendo números si, por ejemplo, sigo creando páginas sobre un mismo asunto.

Un índice es vital en el método Bullet Journal. Así que tienes que destinar las primeras páginas del cuaderno al índice. Llegarás a ser un indexador profesional. Y de ahí, a una editorial de obras de referencia.

Cuando termino un cuaderno, escaneo los índices y los almaceno en una libreta en Evernote. En ocasiones también escaneo algunas páginas, sobre todo por seguridad, por la información que contienen.

Poco más que decirte. Cada entrada, un elemento del método. Pienso que así es más práctico. Hoy, además, te dejo con un vídeo del sitio en YouTube de la página oficial. Por si te interesa repasar, o ir estudiando por adelantado.

Si no te quieres perder lo que publico, suscríbete al blog

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

o sigue sus actualizaciones vía Twitter