Así es como se asienta la locura: leyendo

«Como el niño recién nacido, ansiad la leche auténtica, no adulterada, para crecer con ella sanos. Aleluya.» (1 Pe 2,2). Hay tres razones principales por las que consigues leer en un fin de semana dos libros. La primera, que son cortos; la segunda, que has tenido apagado el móvil casi todo el fin de semana y la tercera, que están escritos, en su mayor parte, en primera persona. Los libros que he leído este fin de semana han sido Alimentar la mente, de Lewis Carroll (Gadir, 2009.  8,10 € en librería Metrópolis de Jaén) y Sano y salvo en Shibuya. Cómo ser un genio de Rafael Sarmentero (Rafael Sarmentero, 2016. 2,99 € en Amazon). Tengo que reconocer mi debilidad por los textos escritos en primera persona. También son los textos más fáciles de producir. Quizás por su «facilidad» para ser escritos, suelen constituirse en ricas golosinas para el cerebro de un lector. Pienso que sucede eso, que cualquiera que narre en primera persona tiene

read more Así es como se asienta la locura: leyendo