Tropo 120: La familia

Hoy aparecía en El Mundo un artículo de Gregorio Luri titulado «Conservador y con estos calores» donde enumeraba las veintiuna tesis del «conservadurismo de andar por casa». Te ríes porque detectas cierta mordacidad. Me gusta. La tesis XIV decía así: «Al conservador, una familia normalica le parece un chollo psicológico». Tal cual. Enseguida relacioné el enunciado de Luri con el de la familia de Asaf Hanuka. Otra vez está aquí la familia. Esta es la familia de Asaf:

Familia. Asaf Hanuka.

En la imagen hay muchos tropos. Hoy descubro un par más. Mira a la familia. ¿Qué tiene color? La familia. Sí, vale, los bolardos también. Y la piscina, pero destaca la familia normalica, ese chollazo psicológico. Deja de abundar en nuestra sociedad, es verdad, pero la de hoy está coloreada. ¿Quieres color en tu vida? Familia. Protégela, instala unos bolardos y presérvala. Coloréalos y después, tómate un baño en esa piscina azul, coloreada también porque es el otro tropo de hoy: la piscina como el hogar, la diversión, el servicio desinteresado entre sus miembros, el gozo y la dicha, la estabilidad emocional y la felicidad, en definitiva. Aspirar a ese chollo psicológico es cada día más difícil. A la gente le ha dado por picotear, romper aquí (y resquebrajar en ocasiones conciencias infantiles) y empezar allá (forjando esquizofrenias) para trazar perspectivas vitales, psicológicamente demoledoras; ah, y por no comprar rotuladores Carioca.

Puedes leer las tesis de Luri aquí. Diviértete: «Conservador y con estos calores».

Tropo 119: La madre

Fíjate en la madre. Mira a la madre. Sonríe, cuida y disfruta “en el otro”. Su postura revela cierta abnegación. Sí, sin duda. Cómo no, la niña se siente atraída por la piscina. Huye. Pero fíjate otra vez en la madre: se emboba viendo a su hija. Es decir, se queda alelada mirando a su hija. Y así la protege. Bueno, la sobreprotege. El “sobreprotege” queda expresado en las dos gotas de crema protectora que le rebosan de la mano. Dos gotas de crema son, hoy, el tropo. Su embobamiento desvela la sobreprotección de una madre hacia su hija. Muestra, si extrapolas bien, la sobreprotección que soportan los niños del primer mundo frente a los que, arrojados desde una patera, chapotean a la fuerza en las aguas de nuestro mar. ¿Por qué los brazos de la niña no proyectan una sombra en forma de cruz? Porque todo niño es un ángel y los ángeles ya descansan en paz.

Imagen de Asaf Hanuka
Borrador a máquina del tropo 119

Tropo 118: Flipa un poquito

Apenas subo selfis a Instagram. Yo a Instagram voy a encontrar imágenes como la que te enseño hoy aquí. Apenas visualizo “Estados” en WhatsApp. Yo a WhatsApp voy a contestar preguntas que me hacen en horas inoportunas. Pero hoy he viviseccionado Instagram en WhatsApp y he colocado en mi estado de WhatsApp esa, esta imagen:

Enseguida dos, hasta tres de mis contactos me han pedido que se la enviase. Quedó enviada. Si no me he ido de Instagram es porque me maravillo con imágenes como la de Asaf Hanuka. Me gustaría dibujar como Asaf Hanuka, quiero dibujar tropos como los que enseña Asaf en esa imagen. Soy, desde hoy, fanático de Asaf Hanuka. Perdón por el tachón, pero me he puesto nervioso al teclear su nombre. Su web es www.asafhanuka.com. Que flipes un poquito.

Este tropo fue primero escrito a máquina y después tecleado vía teléfono móvil. Estoy desarrollando una exacerbada fobia al portátil. Créanme.