¡A aprender [para nutrir tu escribir] al asilo!

Es un texto bello el que vinculo al final de este post. Es de Landero. Está escrito hace veinticinco años y puede ser un texto con clara capacidad para multiplicar por «ene» la producción de nuevas novelas, relatos y cuentos. Todo va a depender del que escribe: si se entrega a la tarea de escribir y si tiene vida que contar. Hoy, ¿qué cuentan los novelistas? ¿Cuáles son sus fuentes? ¿Qué experiencias han tenido? ¿Cómo hacen la mezcla? ¿Qué densidad consiguen para que la mixtura experiencia-imaginación brille como literatura? De esto nos habla Landero. De esto y de la naturaleza del hombre: «El hombre es un narrador». Todos narramos (de manera oral o de manera escrita) todos los días de la semana, incluso los lunes. A algunos nos gusta, además, escribir lo que nos sucede, o como en este caso, contar e interpretar un artículo de Landero. Nos gusta narrar y recrear con palabras sin más pretensión que la de

read more ¡A aprender [para nutrir tu escribir] al asilo!