Tropo 316: Hórrida sordidez

Así nació por ejemplo, La Tribuna. Emilia veía pasar a menudo por las calles de La Coruña a las obreras de la fábrica de tabacos, hasta que un día acabó preguntándose: “¿Habrá alguna novela bajo esos trajes de percal y esos raídos mantones?” Y para comprobarlo, antes de ponerse a escribir, siguiendo los dictados deSigue leyendo “Tropo 316: Hórrida sordidez”

Irene y el aire, de Alberto Olmos

“Todo consiste en gestar y después dar a luz.” La cita la entresaqué de Cartas a un joven poeta, de Rilke, y decidí enseguida que sería el primer enunciado que leerían los lectores de este impromptu que escribo para registrar una lectura, la de Irene y el aire, de Alberto Olmos. En esta ocasión tambiénSigue leyendo “Irene y el aire, de Alberto Olmos”

Tropo 52: Tu obsesión

Por eso viajar es bueno, incluso realizar búsquedas que desvelan la mediatización del asunto; llámalo obsesión: el feminismo. Hoy, después de leer el hachazo dialéctico, bueno, la bofetada verbal, va, el zasca (palabra que aún no recoge el DLE) de Alberto Olmos a las cansinas del feminismo editorial, y digo cansinas cuando debiera escribir cansinosSigue leyendo “Tropo 52: Tu obsesión”