20181128 Quisiera rajar mi corazón con un cuchillo

Cuando pruebas lo bueno, sigues, no paras. Así sucede con estas últimas entradas “Veinte líneas al día, geniales o no” del blog. Daré por finalizada la experiencia de escribir todos los días durante treinta días para comenzar otra, que no sé ahora en qué consistirá. He honrado a Nanowrimo, pienso. Está siendo una rutina agradable, buena y hasta cómoda, porque estoy escribiendo las entradas desde la aplicación de WordPress del iPhone, sentado en el sillón y escuchando -ahora- “Paisaje nocturno”, de Radio Clásica. Cuando acabe de escribir esta entrada me comeré un rosco de anís de Productos Campos, de Arjona, en Jaén. Pero hoy quería seguir hablando de las clases de Literatura Universal. Soy partidario, en este tipo de asignaturas, muy muy partidario, de que los alumnos investiguen y expongan. Vamos, que sean ellos los que me den la clase ateniéndose a unos parámetros sobre el fondo, la forma, y por supuesto, al feedback que reciben de mi parte cuando

read more 20181128 Quisiera rajar mi corazón con un cuchillo

20181124 No le des al play

La entrada de ayer la escribí a las once de la noche con el móvil y desde una cafetería. Veníamos de cenar, pero nos apetecía una infusión antes de llegar a casa. Mientras elegían -desde el principio tuve claro la de frutos rojos-, perdí la vista por el local y recordé que no había escrito la entrada del día. ¡Adiós! Y me puse a escribirla mientras ellos pedían. La entrada de hoy también la estoy escribiendo con el iPhone, pero desde el sillón. Se me echa el día encima y no tengo la pieza diaria escrita. Recuerden que el 1 de noviembre empezó este reto: escribir todos los días durante el mes de noviembre aquí, en mi blog. El método BuJo me está alejando del ordenador y solo lo utilizo para tareas que no necesitan ninguna dosis de creatividad. Para las demás tareas utilizo un Pilot, una Leuchtturm1917 (la siguiente será una Peter Pauper) y un iPhone. Mi desintoxicación digital

read more 20181124 No le des al play