Escribir en los periódicos es como escupir al mar

2022.0521.1350.SÁ Revisando las estadísticas del blog me he dado cuenta de que las entradas más leídas son las que ideé y perfilé antes con lápiz sobre un cuaderno de páginas punteadas como el que muestro en la fotografía. Es una evidencia demostrable. Tengo las estadísticas y tengo los borradores. Por el contrario, las que escribí como impromptus ahí están, marcan buenos números también, pero no … Continúa leyendo Escribir en los periódicos es como escupir al mar

¿Qué no cabe en un blog?

FOLIO 1 2022.0505.2340 «La palabra es lo que fija.» Carmen Martín Gaite Yo no sé para qué sirve un blog sino para lo mismo que sirve un diario. Un diario solo sirve para registrar la vida de alguien, de alguien que haya resonado, sea importante, es decir, que haya publicado alguna obra literaria o ensayística de cierto empaque y que te haya resultado interesante. A … Continúa leyendo ¿Qué no cabe en un blog?

Descarte 0: Ne quid nimis

Escribe todos los días durante cuarenta o cincuenta minutos. Quince minutos a primera hora con el primer café, quince después de la siesta de catorce minutos que suele echarse todos los días menos los viernes, también con un café y veinte o veinticinco minutos más antes de irse a la cama. Durante ese último tramo del día ha observado que escribir le procura un sueño … Continúa leyendo Descarte 0: Ne quid nimis

Aguántame el cuaderno

Un día me senté delante del ordenador con uno de mis cuadernos y me pregunté qué podía sacar de él. En realidad, un cuaderno es como un depósito donde caben listas de tareas, pensamientos, notas sobre los libros y artículos que lees, presupuestos mensuales, gastos diarios, dibujos y garabatos, comienzos de inexistentes novelas, retratos, etopeyas y prosopografías de gente que amas, incluso admiras, caricaturas de … Continúa leyendo Aguántame el cuaderno

La total desilusión de ser hombre

Preparaba una parte del tema de la poesía de posguerra española para mis alumnos cuando Rusia invadía Ucrania. Justo la poesía desarraigada, justo a Dámaso Alonso, justo Hijos de la ira, un libro de poesía que releí el pasado verano. Además de la tópica información, siempre me gusta contar algunas anécdotas y perlas para hacer la clase más amena a mis alumnos. Busqué y di … Continúa leyendo La total desilusión de ser hombre

Cuando no estoy frente a mi máquina de escribir me aburro

Son las 23.24 h del domingo 16 de enero de 2022. Es tarde, lo sé. Es primera persona, también, pero haciendo examen y recuento del día acabo de percatarme de que llevo dieciséis días consecutivos escribiendo en un cuaderno, que no aquí; en un cuaderno que no en un ordenador, en un cuaderno, que tampoco en la Olivetti de segunda mano que me agencié hace … Continúa leyendo Cuando no estoy frente a mi máquina de escribir me aburro

Cómo reducir, leyendo, tu presencia en Twitter e Instagram, ¡fiu!

Necesitamos dosis regulares de soledad para florecer como seres humanos. Cal Newport. Mi presencia en Twitter e Instagram ha empezado a disminuir ostensiblemente. De hecho, llevo una semana y pico sin meterme en Twitter. Los tuits que han aparecido en las últimas semanas estaban programados, como este. Incluso esta entrada ha sido programada. Mi hartazgo de redes sociales se está convirtiendo en asco, incluso en … Continúa leyendo Cómo reducir, leyendo, tu presencia en Twitter e Instagram, ¡fiu!

Buscas las ganas, y sigues: algunos propósitos para el blog en 2022

Estas entradas son vergonzosas, pero he instalado la aplicación de WordPress en la tableta y me apetecía estrenarla así, escribiendo algo que ni venía a cuento ni lo tenía preparado. Cuando empieza el año piensas en protestante y anglosajón y cueces propósitos, o lo que es mismo, quieres conseguir algunos objetivos, que estableces ahora, en este mes, para avergonzarte después, hacia diciembre o Navidad. Condición … Continúa leyendo Buscas las ganas, y sigues: algunos propósitos para el blog en 2022

DISCULPAS

Pido disculpas a todos los suscriptores del blog porque ayer, al actualizar y publicar las entradas antiguas que tenía en borradores, el sistema os enviaba una notificación vía correo electrónico. Siento que WordPress os enviara ciento y pico correos notificando la publicación, pero no había forma de discriminar ni impedir dicha acción. Lo mejor de todo es que ya tenéis para vosotros y todos vuestros … Continúa leyendo DISCULPAS

Alcanzar una hora de lectura

Leer depende de ti, como la opinión que construyes sobre algo o alguien. Como cuando deseas a una mujer, por ejemplo, eso también depende exclusivamente de ti. La inclinación hacia ella parte de ti por lo que de ti depende. La ecuación es sencillita. Mi deseo, mi inclinación, mi acto o hecho están sujetos a mi voluntad. Incluso la ausencia de deseo depende de mí; … Continúa leyendo Alcanzar una hora de lectura

No he dejado rastro de lo escrito a mano

¿Por qué de este narrador de Vila-Matas nadie se acordará? ¿Por qué desaparecerá dentro de cien años? ¿Por qué crees –bueno, mejor lo piensas– que no dejar rastro de lo escrito en lápiz en un papel motivará que te olviden antes? No lo sé, pero esta semana he creado un blog para mis alumnos. Lo alimento, en buena parte, con hornija analógica. Porque así es, … Continúa leyendo No he dejado rastro de lo escrito a mano

Los ángeles llegaron a Sodoma al atardecer

Cuaderno 17, viernes, 14 de mayo de 2021. Algunas notas: Trabajar en octavillas el texto de la página 20 de este cuaderno tal y como lo hace Albiac. Construir los párrafos en octavillas. Dejar que Quintiliano meta mano. Porque Quintiliano habla y distingue entre la necesidad de trabajar y modelar la composición como hace el agricultor con la vid, por ejemplo, que la cava y … Continúa leyendo Los ángeles llegaron a Sodoma al atardecer

El ruido del Mustang al galope

Dice mi hijo que los indios les gustaban las máquinas de escribir porque imitaban el «ruido del Mustang al galope». Le pregunto dónde lo ha leído y me contesta que en un cómic de Lucky Luke. Me lo creo, pero acude a la fuente. Página 29 del fascículo 2 titulado «Con la soga al cuello». Gran parte de la Geografía e Historia de los Estados … Continúa leyendo El ruido del Mustang al galope

La escritura de sí

La escritura de sí 7/11/2020 SÁ NO TENGO TIEMPO para escribir. Sí para preparar clases, leer, tuitear, instagramear, pasear, amar, cocinar algún arroz, recoger y llevar a mis hijos de aquí para allá, hacer la colada, que es poner lavadoras a cuarenta grados o más, limpiar, correr, hacer burpis de esos, que tonifican y dan forma a mi torso cincuentón recién estrenado, leer la prensa … Continúa leyendo La escritura de sí

Invéntatelo en un folio

El lunes veintiuno empecé escribiendo en el cuaderno una cita que Erudito Bellido utilizó, entre otros motivos, para refrescarla en mi memoria. Sucedió en uno de sus últimos vídeos[1] y la expresión era: “Rem tene, verba sequentur”. Ahora no recuerdo si es una cita de Quintiliano o de algún Catón. De Séneca no. Pero es una cita que te recuerda que no se puede hablar … Continúa leyendo Invéntatelo en un folio

Rechaza la sed de libros

Me he propuesto, después de leer el artículo de Rafael Sarmentero[1] “Esto no es un juego”, publicar todas las semanas una entrada, como si fuese un articulito para cualquier suplemento dominical, que es en lo que se va a convertir el blog este año. Un texto gratuito y accesible para quien visite el blog, un texto misceláneo. Sarmentero en su artículo se acusa de su … Continúa leyendo Rechaza la sed de libros

Cide Hamete y Alfonso Tirteafuera

Lo primero que necesitaba para comenzar esta serie era un Cide Hamete Benengeli. No se crean, dicen que la escritura se endiosa cuando descubres a tu Cide Hamete Benengeli particular. Teorías. Yo sigo sin encontrarlo, pero cuando lo descubra estaré a punto de morir y escribirá, o escribiré en otra dimesión. Había escrito «escribirá porque me refería al alma. En realidad, es la artífice de … Continúa leyendo Cide Hamete y Alfonso Tirteafuera

¿Tú cómo aprendiste mecanografía?

¿Loco o qué? Disfruto muchísimo escribiendo en esta Elsa 2015. No es que sea de 2015, pero se llama así, Elsa 2015. De vez en cuando le pregunto, «¿qué tal, Elsa?». La valoro. Le tengo mucho cariño. Durante la carrera terminé y entregué decenas de trabajos con ella. Mis compañeros contrataban a taquígrafos y tipos que se dedicaban a picar textos cobrando a tanto el … Continúa leyendo ¿Tú cómo aprendiste mecanografía?