Ten una razón más para dejarte el cabello largo

Durante todos los días que dure su nazareato no pasará la navaja por su cabeza; hasta que se cumplan los días que consagró al Señor será santo; dejará crecer la cabellera, el pelo de su cabeza. Números 6, 5 Como no sabías, desde finales del año pasado, leo la Biblia casi todos los días quince minutos. Así voy por el libro de los Números. He … Continúa leyendo Ten una razón más para dejarte el cabello largo

Y 3. ‘Escuchar para ser’, de Franz Jalics: Demorarte a ti mismo

Alguien derruido tiene que cambiar su vida en una dirección que lo haga feliz. Buscar una meta acorde a su realidad sin olvidar que la imagen que tenemos de nosotros determina nuestra conducta y por tanto, nuestra felicidad. Jalics ataca, o más que atacar evidencia, las fisuras del comportamiento de esos cristianos que se imaginan como los más perfectos (el ladrillo de la ortodoxia) y … Continúa leyendo Y 3. ‘Escuchar para ser’, de Franz Jalics: Demorarte a ti mismo

2. ‘Escuchar para ser’, de Franz Jalics: No estás condenado a ser un menor de edad

Si eres engreído tratarás de imponer a otros tus convicciones. Dicho de otro modo, nadie te escucha cuando eres engreído, aunque poseas lo más valioso del mundo. Si quieres servir y dejar de ser un engreído fíjate en tus próximos, en tu mujer, en tus hijos, en tus compañeros de departamento… Es tan importante preocuparse por los demás, dice Jalics, que si no lo haces … Continúa leyendo 2. ‘Escuchar para ser’, de Franz Jalics: No estás condenado a ser un menor de edad

1. ‘Escuchar para ser’, de Franz Jalics: ¡Levántate tú!

Cuando descubrí a Jalics, tenía cinco años menos. La primera vez que leí a Jalics fue en Amigos del Desierto, una web promovida por Pablo d’Ors, que es quien prologa Escuchar para ser, un libro que nos cambiaría la Tierra si quienes lo leyésemos fuésemos capaces de destilarlo en acciones concretas, en hechos, en testimonio.             El libro se propone con una cuestión, y así … Continúa leyendo 1. ‘Escuchar para ser’, de Franz Jalics: ¡Levántate tú!