Ten una razón más para dejarte el cabello largo

Durante todos los días que dure su nazareato no pasará la navaja por su cabeza; hasta que se cumplan los días que consagró al Señor será santo; dejará crecer la cabellera, el pelo de su cabeza.

Números 6, 5

Como no sabías, desde finales del año pasado, leo la Biblia casi todos los días quince minutos. Así voy por el libro de los Números. He elegido leer la edición Kindle que edita EUNSA, sobre todo, por las notas a pie de página que contiene tanto las de algunos versículos como las que se añaden a los títulos de algunos capítulos. Este es el caso del comentario que traigo hoy, y que se escribe tomando como referencia Números 6, 1-21, o «La ley del nazareo»:

«El voto de nazareato del que aquí se habla, fue frecuente en Israel desde muy antiguo. Sansón era nazareo perpetuo (cfr Jc 13,2-7) y quizá también Samuel (cfr 1 S 1,28); los había en tiempo de Amós (Am 2,11) y en la época de los Macabeos (1 M 3,49-50). Probablemente algunos judíos convertidos al cristianismo hicieron también este voto (cfr Hch 21,24) y tal vez hasta el mismo San Pablo lo realizó (cfr Hch 18,18). Indicaba una especial consagración a Dios, al menos durante un tiempo. El nazareo adquiría tres compromisos: dejarse crecer el cabello, abstenerse de toda bebida alcohólica y evitar el contacto con cadáveres. El más específico era el del cabello, que es mencionado siempre que se habla del nazareo; el término pasa incluso al vocabulario profano de la Biblia que, para referirse a las vides no podadas (cfr Lv 25,5), el texto hebreo las llama vides nazareas. No se sabe con claridad qué sentido podía tener el dejarse cabello largo; quizá era señal de fortaleza (cfr Jc 5,2), o de proximidad con Dios, puesto que algunos textos dan a entender que los sacerdotes llevaban el cabello largo (Lv 21,5). La abstinencia de bebidas alcohólicas no presupone que se considere malo el beber vino, puesto que se permite tomarlo en el banquete sacrificial con que culmina el nazareato; probablemente es un signo de que la persona consagrada prescinde de lo efímero de esta tierra para dedicarse a las cosas de Dios. Era, sin duda, una manifestación de la entrega a Dios en exclusiva. La obligación de evitar el contacto con cadáveres es común con los sacerdotes (cfr Lv 21,1) y sirve para prevenir el caer en impureza ritual. Las ceremonias de terminación del voto son especialmente solemnes y reflejan la alegría de quien ha intentado estar más cerca de Dios. Los sacerdotes y los amigos participan del sacrificio de comunión y del gozo de la persona consagrada».

Por otra parte, ahora que he traído aquí los cabellos largos y las biblias, no se pierdan el artículo que escribe Ignacio Echevarría en su sección ‘Mínima molestia’ de El Cultural sobre la Biblia: «Monumento». Echevarría nos recomienda la Biblia del Oso, aunque comienza el artículo con una graciosa referencia a Gide, que le leía la Biblia a su hija. En alguna ocasión, también afirmó que «si estos libros de la Biblia fuesen monumentos de arquitectura la gente haría viajes de varios días para contemplarlos, como las ruinas de Balbek o el templo de Selinunte. Pero están al alcance de la mano; y muchos son los que sólo saben disfrutar de lo que les ha costado caro conseguir”.

Echevarría encumbra a la Biblia del Oso y nos recomienda una lista de títulos muy atractivos, para qué mentirles. Por cierto, la Biblia del Oso también me la recomendó mi amigo Antonio hace muy poquito. Me dijo, convencidísimo, que ahí estaba escrito el castellano más puro que podía leer. Me entraron unas ganas… Si a esto unes que es Andreu Jaume quien la prologa, no me queda más remedio que apuntarla en la lista de las desideratas. Y aquí está: La Biblia del Oso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.