37/2021 A lo largo de la vida, de Rainer Maria Rilke

Me acerqué a este libro porque Ignacio Echevarría lo reseñaba en El nivel alcanzado, su nuevo volumen de reseñas de libros extranjeros. No conocía al Rilke prosista, al Rainer Maria de veintitrés años que escribió estas historias cortas, al Rainer Maria de estos apuntes. Echevarría afirma que aquí Rilke imita a Rilke y que en este volumen descubres los acordes, los primeros acordes de lo que después fue: un genio.

Son textos narrativos y no de prosa lírica. Podrías pensarlo, leyendo Rilke. Eso se comprueba pronto, nada más abrir el libro

Después de la misa, el cura de Maria-Schnee bajó los cuatro escalones del altar, se dio la vuelta y se sentó junto al trascoro. Buscó en los numerosos pliegues de sus ornamentos un pañuelo, se sonó respetuosamente con un do grave de órgano y comenzó. «Recemos por Anton von Wick, consejero imperial, que descansa en el Señor. Señor, apiádate de tu fiel siervo Antonius…»

Comienzo de «La fiesta familiar», primer relato de ‘A lo largo de la vida’

«Do grave», ahí queda el «do grave».

Echevarría cita a Musil para reseñar este libro. Musil decía:

El mármol en que habrá de transformarse lo que aquí es porcelana, delicada materia en la que está por operarse «el espectáculo enormemente raro de la creación por consumación interna».

Musil, según Ignacio Echevarría en ‘El nivel alcanzado’
Borrador de esta entrada. Fotografía vía @sr_blumm

Me preguntaba cuando leía estas palabras de Musil si las escribió por los años en los que Rilke trabajó como secretario de Rodin mientras residía en París, donde aprendió a construir una poesía que fue capaz de captar la realidad en su dimensión plástica. Y es que Rilke -en este volumen se intuye- pretendía convertir la angustia en cosas.

Lo que sí revela este libro de apenas 130 páginas es la temática estrella de Rilke: la incapacidad para ser plenamente, la incapacidad que el hombre tiene para escapar a la angustia de la existencia, para rehuir la verdad de que la vida y la muerte forman una realidad que el autor se encarga de fecundar con sus palabras y literatura. Mira los títulos de los relatos: «El día de la muerte», «Ancianos»… Son danza de una fuerza en torno a un centro donde, aturdido, se alza un gran deseo, rezaba uno de sus versos.

A lo largo de la vida, de Rainer Maria Rilke. Traducido por Anton Dietrich. Alba Editorial, 1997. 126 páginas.
Ficha editorial en la web de Alba Editorial.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.