Tropo 364: Kant y Maquiavelo, desde el balcón

En realidad, cuando miro el calendario y compruebo que quedan dos tropos, disfruto. Cambiar de marcha. Solo percibo eso: cambiar de marcha es necesario para seguir marchando.

Hoy domingo es el día de las citas, de los fragmentos y de los gozos de texto. Traigo tres que he encontrado en Ejemplaridad pública, de Gomá Lanzón. Es el segundo libro del confinamiento, denso pero inteligible. Al 62 %. Del primero escribí una reseña que me la publicó Sánchez Dragó. Por si todavía no la has leído. Pobre.

Hoy, los lectores más avezados hilarán las citas que vienen a continuación y sacarán sus conclusiones, pero yo solo las expondré, las transcribiré y diré hasta mañana.

La primera cita es esta:

Un gobierno paternalista (imperium paternale) en el que los súbditos -como niños menores de edad, incapaces de distinguir lo que es verdadermamente beneficioso o perjudicial- se ven obligados a comportarse de manera meramente pasiva, aguardando sin más del juicio del jefe del Estado cómo deban ser felices y esperando simplemente de su bondad que este también quiera lo que sean, un gobierno así es el mayor despotismo imaginable.

Kant en “En torno al tópico: ‘Tal vez eso sea correcto en teoría, pero no me sirve para la práctica'”, II, en Teoría y práctica, Tecnos, Madrid, 1986, ed. de R. Rodríguez Aramayo pp 27-28

La segunda cita:

Ahora bien, no hay en el mundo más que el patriotismo o la religión que puedan hacer caminar durante largo tiempo hacia una misma meta a la universalidad de los ciudadanos.

Maquiavelo, Discurso sobre la primera década de Tito Livio, Alianza Editorial, Madrid, 1987, trad. A. Mtez Arancón, Libro I, 96

Y la tercera:

Las tesis de estas doctrinas es que el ideal de una sociedad igualitaria, por muy justa o deseable que pueda parecer, es de hecho irrealizable porque, por una inflexible ley física político-social, toda sociedad tiende siempre a dividirse al menos en dos estratos distintos, una minoría superior y una masa obediente, no siendo la democracia una excepción a esta regla

Gomá Lanzón, Ejemplaridad pública, Taurus, 201

Hasta mañana