Tropo 321: Encerrado

Me he encerrado en casa debido al coronavirus, pero esta tarde, antes de hacerlo, he pasado por la librería. Si bien tengo suficiente libros sin leer, me apetecía este que muestro hoy. Mucho. La escuela no es un parque de atracciones, de Gregorio Luri. El fin que lo inspira es atractivo: la escuela parece haber olvidado que tiene una función, la de reducir en el menor tiempo posible la distancia entre la ignorancia y el conocimiento poderoso. Me atrae.

Corren tiempos estúpidos en educación, como señala Luri. Tiempos en los que en los propios centros educativos se desprecia el conocimiento. O haces tus clases muy lúdicas o parece estar perdiendo el tiempo. Y no. Como todo está Google, como es él quien tiene los datos, ¿para qué memorizar, por ejemplo? Porque entonces, ¿con qué datos vas a pensar si no te construyes tu propio pensamiento después de nutrirlo con conocimiento? Google lo hará por ti.

Como defensor del conocimiento poderoso este libro me representa. Y sí, La escuela no es un parque de atracciones. Por supuesto que no.