Tropo 318: Un día perfecto

Photo by Aleksandar Pasaric on Pexels.com

Cada cual se fabrica su destino. El pez plátano siempre tuvo el suyo.

Hoy, 10 de marzo de 2010, he entendido el significado del relato de Salinger “Un día perfecto para el pez plátano”. Hoy, después de haber leído ese relato tres o cuatro veces en mi vida. Te dejas influir por los recovecos de los demás y te llevan a la equivocación. Que si Salinger era pederasta, que si Salinger abusaba, que si Salinger… ¡Salinger era un genio! Hoy he escuchado una interpretación que me ha convencido. De hecho, me he llevado a la barbería el relato para releerlo durante la espera. La interpretación que he escuchado esta mañana en el pódcast de Aula de Literatura es una magnífica interpretación. Someter a criterios racionales ese relato ha sido chispeante. Salinger es un genio. Escribió ese relato en 1948, recién aterrizado de Europa, tras la Segunda Guerra Mundial. El relato también certifica este hecho. Salinger me fascina. La muestra de mi fascinación está en el minuto 17. Antes de ese corte hay una interpretación de un cuento de Roald Dahl y otro de James Salter. El último, el de Salinger. También advierto que la interpretación del cuento de Dahl ha sido espectacular. Disfruta: “Los contenidos estéticos de una obra literaria“.