Tropo 297: La regla

La regla es: piensa primero

Te ha llegado un libro que compraste por impulso. Hay ocasiones que quieres certificar: eres un tío imperfecto, abocado a caer en la tentación. Piensas que puede ser el inicio de un tropo. Lo has pensado, y si la regla era pensar primero, ya lo has hecho.

Y escribe después.

He escrito.

No escribas si no tienes nada que decir.

Tenías que decir eso, que eres débil y que después de recibir un correo con la novedad del libro de la fotografía del tropo, lo pediste. Lo pediste por impulso. Para que después digan que las “newsletters” no sirven para nada. Pues claro que sirven, queridísimas editoriales. He aquí la prueba de su efectividad.

Si lo haces, vas a armarte un lío fenomenal J. H. Newman (2014:138)

Ayer sacaste el propósito de emborronar un esquemita breve antes de escribir. Otra vez te has saltado el propósito, pero mañana prometes que sí vas a respetar ese experimento.

Solo queda sacarle la foto a la cita y pedir disculpas. Mañana tendré algo que decir. Lo prometo.