Tropo 291: Contra la selva

En realidad, un decálogo es un conjunto de diez cosas. Si sustituyes cosas por un nombre más concreto, obtienes, por ejemplo, mandamientos, normas, reglas, consejos y sugerencias. Los decálogos sirven para socializar, pero sobre todo, para alcanzar. Alcanzar algo. Si sustituyes algo por otro sustantivo, obtienes, por ejemplo, felicidad, respeto y convivencia. Los decálogos son normativos y por ese motivo nunca encontrarás uno en la selva. ¿Qué te juegas?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .