Tropo 288: Y crujir el verbo

Quiero aturdirte con precisión. Hablar y escribir con precisión. Así, conseguiré que no interpretes mal nada de lo que te digo y nada de lo que leas en este mensaje. Tienes una ideología. Tener una ideología consiste en vivir de acuerdo con lo que defiende esa ideología. Si no vives como piensas, crujes. El verbo crujir se escribe con jota. Este hecho les cuesta a algunos alumnos menos cero veinticinco puntos en un examen. Por lo menos en mis exámenes. No tolero muchas faltas de ortografía en los exámenes porque no tolero que vengan en cueros al aula. Así te atas los cordones, así colocas una tilde. El símil algunos no lo entienden, pero te da igual. Decía que la ideología es un traje. Es un ir vestido para tapar la vida. Con la ideología tapas tu vida. Hoy en Twitter divisas y ves distintos ropajes, vestidos, ideologías. Tienes que acostumbrarte a verlos, ya sean rojos, color que odias, o sean azules, color que toleras. El truco es ver. Ver y callar. Ver, callar y pensar. Ver, callar, pensar y defender tu ideología. Mostrar tu vestido. Si no muestras tu vestido otros piensan que estás en cueros. Y como estás en cueros no tardan en prestarte sus máximas, que son rojas, color que odias; o azules, color que toleras, pero que no te queda bien. Nada bien. Tu color favorito es el verde. Desde que tienes uso de razón usas el verde. Verde para todo, incluso escribes con verde cuando te da la gana. Así que tienes que defender tu ideología. Está bien que seas estoico, pero eso no te otorga el poder de. No sé qué poder te puede otorgar ser estoico. Sí, bueno. Si te paras a pensar ser estoico te permite ver cómo se desangran dos insultándose sin apenas inmutarte. No depende nada de ti. De ti solo depende lo que de ti emerge. He dudado. He estado a punto de escribir emerge con jota, pero es con g. Con g de punto g. Punto g puesto, cero veinticinco que mantengo. Ideología era. Ideología era la palabra. Y crujir el verbo.