Tropo 209: Dos entradas de diario

En un 29 de mayo de no sé qué año, Gonzalo Torrente Ballester escribió que “era bonita y tenía unas tetas puntiagudas que el brial no conseguía refrenar. El arzobispo se enamoró de ella”. Distante, lejos en el tiempo y en el estilo, un viernes, 9 de junio de 2006, Jordi Mestre escribió que “La Nueva y yo hemos conocido de primera mano el asombroso … Continúa leyendo Tropo 209: Dos entradas de diario