Tropo 203: Los ciento veinte libros que lee Trapiello

Yo tengo echado el siguiente cálculo. Leo todos los días unas dos horas, lo que se dice leer, no trabajar. Soy de los que no lee deprisa: más o menos tardo en leer un libro de unas trescientas páginas unas seis horas, si la cosa se da bien, lo que supone al año unos ciento veinte libros. Suponiendo que me queden cincuenta años de vida, dejando el cálculo largo, dispongo de unas 36 500 horas de lectura, sin perdonar un solo día. Eso quiere decir que en lo que me queda de vida solo podré leer unos 6000 libros. Todo lo que sobrepase esta cantidad se quedará sin leer, al menos por mí. Si tener en cuenta que mucho de ese tiempo lo dedicaré a las relecturas de libros de 1000 páginas. De modo que qué hago yo con casi 10 000 libros en casa. Resulta de una candidez babélica.

Trapiello en la página 150 de El gato encerrado

Me observo a este nivel durante algún tiempo y os cuento. Prometido.