Tropo 129: El culturalista

Valle-Inclán viajó a México con 22 años y regresó como un repatriado pobre. Hoy, Valle-Inclán tendría un blog culturalista, imagino. No es baladí el dato de México. Siempre he pensado que la riqueza léxica de aquel país, de los países de aquel continente, es más rica que la de aquí. Estos pensamientos sobrevienen cuando en la coctelera mezclas México, Valle-Inclán y esa tendencia que tenía a usar referencias artísticas y literarias en sus obras, sobre todo en las esperpénticas. Autores cultos quedan tres, dicen, y uno era Valle-Inclán.