Tropo 33: Los sirgadores

No sé si sabes qué es un sirgador. Si vives en la costa quizás te resulte familiar el término. A mí, por el contrario, que no vivo en la costa, me sirve para ponderar, calibrar, medir la madurez de un adolescente. En los dos primeros versos de “El barco ebrio” está establecida la regla, la escala para medir esa madurez. Desde luego que sí, a mí me sirve hoy además para despedir a mis alumnos de segundo de bachillerato, que acaban de cortar sus sirgas.


Cuando iba descendiendo por impasibles ríos
sentí que no me guiaban ya los sirgadores:
aullantes Pieles Rojas, tomándolos por blanco,
los clavaron desnudos a postes de colores.

Rimbaud, de "El barco ebrio" (Traducción de Antonio Martínez Sarrión)

*Demás tropos*

Dejar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .