Tropo 33: Los sirgadores

"El barco ebrio", de Rimbaud

No sé si sabes qué es un sirgador. Si vives en la costa quizás te resulte familiar el término. A mí, por el contrario, que no vivo en la costa, me sirve para ponderar, calibrar, medir la madurez de un adolescente. En los dos primeros versos de “El barco ebrio” está establecida la regla, la escala para medir esa madurez. Desde luego que sí, a mí me sirve hoy además para despedir a mis alumnos de segundo de bachillerato, que acaban de cortar sus sirgas.


Cuando iba descendiendo por impasibles ríos
sentí que no me guiaban ya los sirgadores:
aullantes Pieles Rojas, tomándolos por blanco,
los clavaron desnudos a postes de colores.

Rimbaud, de "El barco ebrio" (Traducción de Antonio Martínez Sarrión)

*Demás tropos*