Tropo 2

Melchor Mesa, 2019

La querencia de borrar parte de lo que se hizo ayer: ese texto malo, esa frase inoportuna, ese juicio erróneo, ese ingenuo tuit. Querencia de borrar y deseo de reiniciar, qué digo reiniciar, moldear mejor el día que se fue, que es pasado y por ello, inamovible. Sentido común. O verdad. ¿Hay más verdad que escribir que es imposible modificar el pasado? Es verdad. Imposible modificarlo. Hoy bastaba levantarse y acoger como segundo pensamiento del día la vergüenza que permitiese mejorar aquello: construir una frase oportuna, emitir un juicio maduro, publicar un tuit ingenioso.

En ocasiones, persistir en lo fallido se asemeja a la adquisición de una deuda. Porque necesitas más tiempo para rectificar y por tanto, necesitas más días, y por conclusión necesitas más vida. Lo que ahora comienza, esta serie de tropos, ¿llegará a madurar para conseguir lo que se propone? Hay que empezar a conseguir lo que te propones porque, entre otras cosas, te avergüenza mantenerte en el error, puesto que es un error. Y le das a publicar; y le das a publicar porque ayer leíste en Quimera que Julián Marías se puso pesado, cuando a su hijo Javier le repetía: “lo primero que se te ocurre no vale, sigue pensando, a ver qué se te ocurre, prueba a llevarte la contraria”.  Y relees este fragmento tres veces, hasta que algo termina brillando: “Y qué más. Sigue. Vamos, corre, date prisa, sigue pensando. Pensar una sola cosa, o divisarla, es algo, pero también es apenas nada, una vez asimilada: es haber llegado a lo elemental, a lo cual, es cierto, ni siguiera la mayoría alcanza. Pero lo interesante y difícil, lo que puede valer la pena y lo que más cuesta, es seguir: seguir pensando y seguir mirando más allá de lo necesario, cuando un tiene la sensación de que ya no hay nada más que pensar ni nada más que mirar […]. Lo importante está siempre ahí […]. Allí donde uno diría que ya no puede haber nada. Así que dime más, qué más se te ocurre y qué más arguyes, qué más ofreces y qué más tienes. Sigue pensando, corre, no te pares, vamos, sigue”. Gran texto que rescata Alexis Grohmann de Tu rostro mañana. I. Fiebre y lanza.

Es una empresa. Será escritura porque, porque el que es insensible al paso del tiempo es un cadáver.  

*Demás tropos*

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.