Al brillar un relámpago nacemos; y otro mojón en el camino

Surgen proyectos porque vas cumpliendo años. Te embarcas en ellos porque se presentan en color, en un color que, encima, te apasiona; no atiendes a razones ni porqués. Al principio imaginas y te crees como la lechera. Abres el blog y empiezas a contarlo, sin tener nada, solo ideas y ganas. Te enamoras con la tarea y dedicas un rato todos los sábados por la tarde. El principio siempre es sencillo. Ya está. Empiezas, avanzas, y surge el primer “Stop”: el para qué. Empiezan a sobrevolar los fantasmas de siempre: de la inutilidad de la empresa, de la pérdida de tiempo, del qué dirán los que nunca hablas con ellos, de la razón frente a la pasión, del madura, que tienes años ya, chaval, de todas esas razones cuyo fin es tomar tierra. Pero no pretendo hundir el “The New Yorker”, querida Razón.

Después de algunos sábados entretenido, la semilla ha empezado a germinar. Voy a guardar la regadera porque la voy a necesitar. Me he convencido. No hay prisa, ni ruta establecida para alcanzar, ahora, un difuso objetivo y finalidad: la remezcla de textos, mentalidades y puntos de vista en el planeta literatura, la pasión. Es un uno en mí. Por eso trataré de soportar los tropos que este juego de mezclas y cóctel literario me va ofrecer.

Confieso que no encuentro bloques de tiempo en la semana para dedicárselo a esta nueva ocupación, pero no importa. Como expliqué en “Notas de un relato de Coetzee titulado ‘El matadero de cristal’ contenido en el libro Siete cuentos morales, pero ha salido esto: un despropósito” , reconozco mi enfermedad. Es una pulsión interior la que me lleva a seleccionar, leer y releer numerosos textos buenos, chulos, originales, de hace ha o de ayer, que me llevan a un gozo estético, a un éxtasis y un placer que instintivamente comparto. Hay textos en los que los porqués y los cómos son un Velázquez, un Picasso, un Derain. Me reconozco expansivo y tiendo a compartir lo que considero excelente. Si bien siempre he mantenido un blog, como cuento en esa entrada que refiero más arriba, desde que tengo uso de razón siempre me ha atraído la idea de componer y editar algo, siendo algo deíctico de un libro, una revista, un fanzine, una hoja dominical.

Por eso escribo hoy esta entrada, para señalar con otro mojón mis intenciones. La cronología del proyecto queda detallada en la página “Soporto tropos”, pero realizo un copia y pega después de estos dos últimos párrafos. No sé cuándo verá la luz, aunque me gustaría que fuese el 23 de abril. Estoy yo y soy yo y mi circunstancia. Las ideas van encontrando cauce y los materiales que rescato y me llegan están encontrando páginas en la revista. Todo se va asentando. Todo marcha. Todo marcha muy lento, porque diseño y maqueto también, pero marcha, insisto. Significa que este blog, desde hoy, servirá de escaparate para promocionar el contenido de “Soporto tropos”. Y sí, algo de lo que publique en la revista se ofrecerá en alguna entrada.

Y porque la naturaleza de la publicación será miscelánea -a fecha de hoy el primer número ya contiene doce páginas– lo primero que he hecho ha sido crear un correo para seguir recibiendo ideas, propuestas, ánimos o “deja de perder el tiempo, Blumm”: soportotropos@outlook.com

CRONOLOGÍA DE UN PROYECTO

2 de febrero de 2019

Anuncio una intención: “Esta semana, además, mientras vigilaba los exámenes que he puesto en primero y en segundo de bachillerato, se me ha ocurrido proponer a un trío de blogueros que admiro editar una revista que integrase algunos artículos muy buenos de sus blogs. Y tirarla en papel, claro, que es lo que se vuelve a llevar porque qué quieres que te diga: no termino de acostumbrarme a leer revistas literarias y suplementos culturales en pdf”.

11 de marzo de 2019

El papel es muy caro y los bosques, digitales. Solicité ISSN y contestaron en el mismo día:

“Comentario: Estimado Sr. Munuera:

Le copio aquí el correo que le hemos enviado esta mañana en relación a su solicitud de ISSN pues nos ha devuelto el mensaje el servidor.
Saludos.

En el caso de publicaciones seriadas electrónicas es necesario que antes de solicitar ISSN figure ya disponible y con contenido el primer número de la publicación en la dirección electrónica que nos indican. Le agradecería que cuando así sea nos envíe de nuevo el formulario de solicitud.
Igualmente, deberán figurar los datos editoriales: lugar de edición y entidad editora. Según los datos del formulario podría ser: Editado en Jaén por Bernando Luis Munuera Montero

http://www.issn.org/es/comprender-el-issn/reglas-de-atribucion-y-formatos/principios-generales-del-issn/

Gracias de antemano por su colaboración, saludos cordiales

PatriciaMV
Centro Nacional Español del ISSN
Biblioteca Nacional de España
Paseo de Recoletos, 22, 28071 Madrid
Tlf. 91-5807728 / 843

23 de marzo de 2019

Invierto parte de la tarde en la búsqueda y selección de contenidos para el primer número. La naturaleza de la revista literaria será peculiar, extraña, miscelánea. Schopenhauer siempre lleva razón. Soporto tropos se hace con un correo para recibir piezas literarias, artículos, recomendaciones, reseñas, y fragmentos de tu diario: soportotropos@outlook.com

posibilidad número 3

ESTA PÁGINA SIGUE EN CONSTRUCCIÓN, PERO ALBERGARÁ, NO LO DUDES, EL PRIMER NÚMERO DE LA REVISTA. SÍ, LO SIENTO, EN PDF

Empleados en un descanso


No te pierdas las nuevas entradas y suscríbete vía correo electrónico o Twitter

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.


Anuncios