20181127 Llámame goliardo, Julia Inés

Los goliardos me han sorprendido. La finalidad por la cual se reunían fue la de cantar a un grupo de personas cultas. Era un arte para una minoría y se sentían orgullosos de su superioridad moral. Se hartaron de escribir Carmina Burana con temas de tintes satíricos, amorosos y otros muchos dedicados al vino y al juego. Qué bien se lo pasaban. 

Me he propuesto localizar alguna edición que contenga el mayor número de Carmina Burana. Si conoces alguna, por favor, revélamela. Quiero leerlos casi todos mientras tú le das al likiliki en alguna red social. ¿Será esta actitud algo parecido a la superioridad moral? No, yo creo que superioridad moral es afirmar esto: “En España hay un prejuicio elitista hacia los libros que se venden“. Llámame goliardo, Julia Inés. 

Después de leer la entrevista escribí un tuit goliárdico, creo:

A ver si os busco los argumentos que daban DFW y san Enrique Vila-Matas de el porqué son libros golosina-grasa gorda-divertimento insustancial. (Pon la tilde donde quieras).— Bernardo Munuera Montero (@blumm) 26 de noviembre de 2018

San Enrique Vila-Matas, qué me dices.

Por hoy, basta, pero te dejo los dos esquemas que plasmaré mañana en la pizarra mientras los explico y me lo paso pipa en las dos horas de Literatura Universal. Porque yo me lo paso pipa en el aula, qué te creías. Pipa de la buena. Si me da tiempo, hasta de la poesía arábigo-andaluza voy a hablar. Mira:


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.