Agosto 2018 | Veinte líneas por día, geniales o no

sábado, 18 de agosto de 2018

1:59 Acabo, sentado en el sillón del salón, el libro de Salinas titulado El defensor, un libro que finalmente compré en Iberlibro y que he de regresar a él para rescatar auténticas sentencias joya, magníficas citas con las que alimentar día a día mis argumentos a favor de los libros, la lectura y cómo no, puesto que fue la razón por la que lo tomé prestado de la biblioteca pública, de la carta misiva y correspondencia epistolar.

 

20180818_093725664_iOS
Página 16 del cuaderno 20180726 con notas del día 18 de agosto de 2018

viernes, 17 de agosto de 2018

11:30 Doy por finalizado un relato de seiscientas palabras, una mierda de relato de seiscientas palabras. Me preguntaré, cuando lo relea dentro de algunos años, ¿con qué finalidad escribiste esta mierda? Y responderé que me obligó un libro de escritura creativa que quiere convertirme en el nuevo Kafka del siglo XXI que publicará la mejor novela del siglo, junto con ciento cuarenta y tres más. La excusa era escribir algunas líneas por día, geniales o no.

20:15 Salinas “Tres gracias modernas han desalojado de su pedestal mitológico a las gracias antiguas: son la prisa, la eficacia, el éxito. Las tres hijas del mismo Dios, el dios Praktikos” De El defensor.

Machado, citado por Salinas y también haciendo referencia a esta prisa que nos consume, describe al hombre de hoy como “homunculus mobilis, el hombrecillo que se agita”.

Saco foto de esta página y la coloco a la izquierda de esta entrada, y de este trozo de texto.

jueves, 16 de agosto de 2018

20180816_115111892_iOS
Lengua Española, de Pedro Carbonero. Sevilla: Alfar, 1995

8:30 Leo una entrevista de Fran G. Matute a Abelardo Linares, editor de Renacimiento. Me quedo asombrado. Seguir una pasión le llevó a hacerse con un millón de libros. Compraré en Renacimiento siempre que pueda. Habrá que distribuir por los hogares de España ese número de libros. Creo, de hecho, que en febrero o en marzo, no lo recuerdo ahora, les compré un libro de texto que utilicé cuando fui profesor en un centro de Huelva y que tuve en mi biblioteca, pero lo perdí. El libro es de la editorial Alfar, que es una editorial sevillana con los libros de texto de Lengua Española más singulares que he conocido en mi vida.

10:30 Mientras espero a que el segundo café de la mañana salga, leo apoyado en el poyo de la cocina, valga la poya redundante, El defensor, de Salinas. Libro que recomendaré aquí, cuando lo acabe, dedicándole una entrada. Después de leer el capítulo en el que defiende la carta misiva y la correspondencia epistolar -queremos desde este blog ponerla de moda (habrá entrada también con la novedad)-, he empezado el capítulo donde defiende la lectura. Me ha resultado estimulante. Estoy conociendo a un Salinas prosista, que es un Salinas desconocido. Virguero adjetivando, claro, porque es poeta.

13:46 Me quedan quince días de vacaciones y me he propuesto avanzar en un proyecto que tenía aparcado: catalogar mi biblioteca en Evernote. A fecha de hoy puedes comprobar que solo tengo catalogados dieciséis libros. Avanzaré. Estoy sopesando exponer el vínculo para quien quiera consultar la Biblioteca de Blumm, que no es vasta, pero para mí y nuestro piso sí suficiente.

14:12 Apunto en el cuaderno: “Buscar Cuando despertemos los muertos, de Ibsen”. Ayer leí una crítica escrita por Joyce con 18 años que me sobrecogió. La genialidad viene de serie, que seas más o menos bello, de belleza clásica, griega, no te corresponde a ti atribuírtelo. Con la inteligencia sucede algo parecido, compruebo. Hay escritores inteligentísimos, sean guapos o feos, eso da igual. Dos cualidades que pueden darse o excluirse en una misma persona. Sí, puedes alimentar la inteligencia, pero si partes de 100, ya llevas más que el que parte de 50.

Blumm y Bernardo Munuera Montero solo aceptan recomendaciones de lectura vía postal (carta o postal) en el apartado de correos 119 de Jaén. Se ofrece, de esta manera, la posibilidad de rescatar la estilográfica del cajón y volver a sentir el placer de escribir en una cuartilla una recomendación literaria para que, si creemos conveniente, considerarla, leerla y escribir sobre ella aquí, en blumm.blog. Introdúzcala en un sobre, péguele un sello y échela en un buzón; todo un placer a su alcance.
Además, puedes suscribirte a las nuevas entradas vía correo electrónico, o siguiendo mi  Twitter y Facebook.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.781 seguidores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.