Organización poética de la existencia según Tarkovskij

Cuatro horas leyendo un libro de Spidlik que lleva por título El conocimiento integral: La vía del símbolo. Cuatro horas. Empecé a las cinco. Corté a las ocho. Me fui a correr. Cené. Departí con la familia. Quisieron ver una película, pero soy tan exigente con lo que veo, que me retiré a mis aposentos y proseguí leyendo. Lo acabaré hoy, de madrugada. Sí, llámalo adicción.

Hacia la cuarta hora de lectura me topé con la nota a pie de página que he adjuntado a la entrada. Es del cineasta ruso Andrej Tarkovskij y explica su relación con la realidad. Ha supuesto que, desde hoy, me esfuerce por buscar esa “organización poética de la existencia” en cada una de las películas que decida ver. Y cómo no, en cada una de las novelas que lea. Desde hoy, qué duda cabe, será un criterio más para valorar una obra. Convencido.

No transcribo la cita, la fotografío sin permiso del editor, pero, a cambio, vinculo la ficha editorial del libro.

El libro es recomendable. Empieza con Dostoievski, prosigue con la filosofía antigua y enardece el seso, para qué te voy a engañar. Viene a demostrarte que el hombre sabe más de lo que puede ver o imaginar a través de sus sentidos.

La referencia bibliográfica completa es… Pásalo bien con él si decides leerlo. No te va a insuflar la fe, pero si la tienes, te la reforzará. Siempre he pensado que si no la alimentas, se pudre, se chuchurre -de la segunda acepción de “chocho”- y, sin darte cuenta, recorres la vida adulta con las ideas que te daban cuando eras un zagal en las charlas de catequesis. Y así, ¿cómo no vas a perder la fe en una religión que siempre te ha parecido infantil, alma de cántaro?

Spidlik, Tomás y Marko I. Rupnik. El conocimiento integral: La vía del símbolo. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 2013. Impreso.

IMG-5872

Este blog, o Bernardo Munuera Montero, solo acepta recomendaciones de lectura vía postal (carta o postal) en el apartado de correos 119 de Jaén. Se ofrece, de esta manera, la posibilidad de rescatar la estilográfica y sentir -otra vez- el placer de escribir una cuartilla con la recomendación de un libro para introducirla en un sobre y pegarle un sello. Ahora se pegan; y si no, en una postal.
Además, puedes suscribirte a las nuevas entradas vía correo electrónico, o siguiendo mi  Twitter y Facebook

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.