Lo que tú sabes de formalismo ruso es lo que yo sé de fútbol

Lo que tú sabes de formalismo ruso es lo que sé yo de fútbol. Imagina.

HOY HE LEÍDO un texto sobre el discurso literario. Me salto la fuente. Decía así:

«D* Mukarowsky recogió ideas del formalismo ruso como la de la literariedad pero la hizo depender de la interacción con el contexto social [1]. La obra literaria sería un signo comunicativo entre el autor y el lector, cuyo valor no sería inmanente, sino asignado por el receptor en función de sus intereses y de su visión de la literariedad (lo que considere el receptor que es la literatura) [2]. Por tanto, el valor literario de una obra es variable según con qué norma se le evalúe [3]. Las normas que valoran la literatura están en conflicto, hay normas de las clases dominantes y de las dominadas [4]
Hay cuatro ideas. EXPONGO:
[1] La obra literaria ¡existe! si se relaciona con la sociedad donde aparece.
[2] La valoración de una obra literaria por el lector depende de los intereses que este tenga y de lo que para él sea literatura.
[3] Dependiendo de la «formación» del lector, una obra literaria es más o menos valiosa.
[4] Por esa razón tú amas los bestseller y él ama los no-bestseller. Ahora queda dilucidar quién es «clase dominante» y quién «dominada». Te dejo que lo pienses.
Yo, ahora, dejo el monte y entro en el Toboso…