La weltanschauung de cada uno depende de su puesto en el "cosmos"

HOY HE LEÍDO un tuit de Gonzalo Torné, que citaba a Manuel Vilas: VILAS: “Hay escritores que se tienen que armar con un montón de teoría para poder explicar sus libros. Es angustioso”. — Gonzalo Torné (@gonzalotorne) 23 de marzo de 2016 Dos minutos después LEÍ este otro tuit, a modo de ejemplo, que concretaba de qué iba Vilas: “¿No nos serena el arte por su inclinación a reducir a una línea clara, aunque compleja, lo que de ordinario progresa desparramándose?”. — Gonzalo Torné (@gonzalotorne) 23 de marzo de 2016 Y de repente recordé un texto que LEÍ AYER,  un fragmento de la página 135 de la edición de 1978 de Tiempo de silencio, de Luis Martín Santos: «Con regocijo, con júbilo, con prisa, con excitación verbigerativa, con unánime impresión difusa de ser muy inteligentes, se precipitaban los invitados en los dominios del agilísimo criado y se posaban luego en posturas diversas, ya sobre los asientos de las butacas gigantescas, ya

read more La weltanschauung de cada uno depende de su puesto en el "cosmos"

Saber poesía; o valorar predicados

DETRÁS, MÁS ALLÁ Sí, por detrás de las gentes te busco. No en tu nombre, si lo dicen, no en tu imagen, si la pintan. Detrás, detrás, más allá. Por detrás de ti te busco. No en tu espejo, no en tu letra, ni en tu alma. Detrás, más allá. También detrás, más atrás de mí te busco. No eres lo que yo siento de ti. No eres lo que me está palpitando con sangre mía en las venas, sin ser yo. Detrás, más allá te busco. Por encontrarte, dejar de vivir en ti, y en mí, y en los otros. Vivir ya detrás de todo, al otro lado de todo —por encontrarte—, como si fuese a morir. (de La voz a ti debida) Pedro Salinas, Poesías completas, Barral editores (Barcelona, 1971), pág. 223. «El cambio de aspecto verbal es otro fenómeno que ayuda a precisar esa citada oposición. Frente a las frases rotundas construidas sobre presentes de indicativo, que

read more Saber poesía; o valorar predicados

«Los libros proceden de los libros» (Resumen semanal)

«Los libros proceden de los libros» afirmaba en la página 26 de este discurso Torrente Ballester. Esa frase me ha marcado. Un ejemplo, un resumen, mi semana. El lunes 7 recogí del apartado 119, 23080 de Jaén El maquinista y otros cuentos, de Jean Ferry. Quiero empezarlo pronto, y colarlo (la pila anexa está compuesta por los libros que quiero leer algún día): El martes 8 anoto un pensamiento casi insulso, pero pensamiento, al fin y al golfo: El miércoles 9 descubrí la palabra «jitanjáfora». Compuse un post extraño: Zumbra ulalibre salumbra jitanjáfora:   El jueves 10 machaqué un texto titulado Amante desesperado del premio y obstinado en amar de Quevedo que encontré en este libro. Alucinante. Me lo estoy aprendiendo de memoria. A ver cuánto me dura: El viernes 11 por la tarde, antes de irme a la biblioteca infantil con R., me enviaron el vídeo de un tipo que no trabaja en un fayado sino en un búnker; es Talese, Gay Talese: A Man

read more «Los libros proceden de los libros» (Resumen semanal)

Como si bebiera de una vena de la tierra

HOY HE LEÍDO lo que le dice un conejo flaco en El bosque animado de Wenceslao a un lobo y a un oso, a un gazapillo y a un conejo gorrrdo. Me ha gustado. Le di otra zanahoria. A ti, cuando lo leas, no te quedará más raíl que perder los colmillos: «En verdad os digo que no hay alimaña del monte más digna de compasión que los hombres de la ciudad. La ciudad tiene la inquietud ansiosa de un eterno acecho, en el que cada uno es pieza y es cazador. La ciudad es un ruido incesante: prisa, tumulto, voracidad, enloquecimiento. El raudal humano en las calles es como el tropel de animales que huyen de un bosque incendiado. El aire está podrido; el sol, enfermo; el agua, envenenada. Los pájaros tienen cárcel; las flores también. Unos arbolillos anémicos salen en sus tiestos a las aceras, como paralíticos en sus coches de mano, y se retiran antes de medianoche.

read more Como si bebiera de una vena de la tierra

Lo que tú sabes de formalismo ruso es lo que yo sé de fútbol

Lo que tú sabes de formalismo ruso es lo que sé yo de fútbol. Imagina. HOY HE LEÍDO un texto sobre el discurso literario. Me salto la fuente. Decía así: «D* Mukarowsky recogió ideas del formalismo ruso como la de la literariedad pero la hizo depender de la interacción con el contexto social [1]. La obra literaria sería un signo comunicativo entre el autor y el lector, cuyo valor no sería inmanente, sino asignado por el receptor en función de sus intereses y de su visión de la literariedad (lo que considere el receptor que es la literatura) [2]. Por tanto, el valor literario de una obra es variable según con qué norma se le evalúe [3]. Las normas que valoran la literatura están en conflicto, hay normas de las clases dominantes y de las dominadas [4].» Hay cuatro ideas. EXPONGO: [1] La obra literaria ¡existe! si se relaciona con la sociedad donde aparece. [2] La valoración de una obra

read more Lo que tú sabes de formalismo ruso es lo que yo sé de fútbol