Uno de los altares de Javier Avilés

Portnoy es Javier Avilés, autor y editor del blog El lamento de Portnoy, título que da título a una obra de ROTH, Philip, que no he leído, o creo recordar que no la he leído aunque el libro haya estado durante un par de décadas en casa de papá y mamá (esa edición de Bruguera era mortal).

Portnoy me envía la fotografía que encabeza el post y que él ha definido como el altar que le tiene hecho a Roth, Philip. Gracias, Javier. La cicatriz que algunos autores dejan cuando los lees dura para toda la vida. Como cuando leí Patrimonio, que me hizo llorar cuando lo terminé. Avisado quedas.

Gracias, Javier. Quiero ver tantos altares como dioses tengas.