Karoo, de Steve Tesich

Es una historia perfecta. Es la perfección encarnada, una historia redonda. Hablo de Karoo, de Steve Tesich. En Seix Barral. Traduce Javier Calvo. 2013. La novela está compuesta por cinco partes que se subdividen en capítulos que van desmigándose en algunos epígrafes. Así da gusto leer. Es la estructura perfecta para guiar al lector durante las quinientas cincuenta y seis páginas del libro: #556#. La novela es un tomahawk. La novela tiene tensión narrativa. De puntos suspensivos… Cuando resta una página para leer su final retrocedes cinco. No quieres que acabe. Suele suceder con las novelas muy buenas. Retrocedes otra vez diez páginas. Relees. Pasar la página 555 puede suponer un trauma porque dudas si rematarla ya o no. El fin es prolongar el placer. Karoo me ha proporcionado mucho placer literario. Apunten eso: ¡placer literario! La trama la sostiene con excelencia Saul Karoo, un reescritor de guiones cinematográficos; su exmujer, con la que queda a tomar café y a cenar

read more Karoo, de Steve Tesich