Se daban puñetazos en la frente

Dos Presenciar cómo la hoz siega el trigo sin poder hacer nada para impedirlo, ver barridas tanto las pequeñas congojas como las grandes mentiras sufridas a lo largo de los años, hacer frente con las manos desnudas a un futuro adverso, a una conclusión simplista y mezquina, a una fe definitiva, cruel y demoníaca. Eso es lo que sucede cuando gozas del más grande de los afectos y luego lo pierdes, cuando te encuentras frente a frente con la pérdida de la vida y con el atrevimiento de una realidad plagada de certezas desoladoras. Así comienza el capítulo dos de El caníbal, de John Hawkes que está traducido por Jon Bilbao -Ingeniero de minas y autor de uno de los libros más entretenidos que leí el año pasado: Padres, hijos y primates– y editado en marzo de 2012 por Libros del Silencio. Actualidad. El texto es actual a pesar de estar escrito en 1949, fecha en que fue publicada la

read more Se daban puñetazos en la frente