Toparse con un bestseller es como la lotería

-¿Pero tú crees que encontraré editor?, preguntaba Kenizé Mourad a un compañero de trabajo antes de que Robert Laffont le editase De parte de la princesa muerta. Laffont era un fabricante de best seller. El editor francés no se parecía -por formación literaria- a Mario Muchnik pero Mario se leyó el original en cuatro días y decidió editarlo en España. Después, en 2011, dedicó diecisiete páginas de Oficio editor para narrar el porqué se trajo la historia de Kenizé a España. Ahora, números: 74.000 ejemplares (vendidos) en el primer año. 2000 ejemplares (comprados) por semana. 150.000 ejemplares (¿leídos?) en dos años. Como las novelas de… ¡no voy a ser malo! Esto son los números que arrojó De parte de la princesa muerta, un bestseller de finales de los ochenta en España. Bestseller que trajo a España un editor argentino desde Francia. Los españoles leemos de todo. De parte de la princesa muerta fue escrita por una escritora que recorría los pasillos de la empresa

read more Toparse con un bestseller es como la lotería